RSS

Festival multidisciplinar de cultura nórdica

04 Nov

Es ya el segundo año que nuestro país acoge dicho festival que tiene como objetivo acercarnos la cultura escandinava de los países que participan: Noruega, Suecia, Dinamarca, Islandia y Finlandia. Ambas ediciones se han celebrado en Madrid, mostrándonos facetas diversas como música, literatura, cine, fotografía… Una oportunidad única para conocer esa, aparentemente lejana y misteriosa, cultura del norte. Es algo que nadie con intereses en el norte de Europa debería perderse.

Lectores del bloc asistieron conmigo a algunos de los actos, lo que más nos llamó la atención a todos fue la película que fuimos a ver la cual, a poco que os guste el cine, deberíais ver si tenéis oportunidad. Hemos acertado justo con el año que se proyectaban películas en suomi, el único idioma no germánico de todos los países que participan… no obstante Finlandia tiene una fuerte relación con los países de habla germana, de hecho el sueco es el idioma co-oficial allí y, ya que hemos podido vislumbrar una muestra de su cultura, os pongo abajo la impresión de Berta para que el año que viene se anime más gente. Como podréis apreciar cuando lo leáis, tiene las mismas características que el cine de cualquier otra parte de Escandinavia:

Ya han pasado unos cuantos días desde que nos reunimos para acudir a la proyección de una película recogida en la programación del festival Días nórdicos. La elegida fue Pueblo de silencio, o El pueblo callado, como rezaba en los subtítulos de la película (Vaiennut kylä, en el original).

El largometraje es obra del actor y director finlandés Kari Väänänen, un habitual en el elenco de las películas de los hermanos Kaurismäki (autores de Helsinki Napoli, All Night Long y Nubes pasajeras, entre otras). La historia comienza con el asesinato de una joven en una pequeña villa perdida en los bosques finlandeses, donde no hay lugar para los secretos. El policía encargado de resolver el caso altera la pacífica vida de los habitantes, que parecen resignados a aceptar una mentira fácil como causa de la muerte. Como en todas las sociedades, los que mandan hacen, deshacen y amenazan; y allí gobierna la ley del silencio.

Parece una costumbre nórdica eso de que los trabajos cinematográficos se vean grisáceos, aletargados, pero impactantes en contenido, paisajes y música; ello me recuerda al artículo escrito por Bea acerca de la trilogía Millennium de Stieg Larsson. Sea como fuere, no, esta no es la clase de cine que estamos acostumbrados a masticar; esta película debe digerirse con tranquilidad, con paciencia, paladeando los detalles. El trabajo visual y actoral transmite lo necesario en pocas palabras, leves gestos y mortales miradas cargadas de significado: cómo una familia se abandona ante la pérdida de un ser querido, mientras su comunidad continúa la vida impasible, pero asustada; cómo alguien honrado, sensible, trata de llevar paz y justicia a semejante lugar y se topa con el mayor de los obstáculos: el miedo.

Personalmente, me sorprendió y agradó enormemente la música de la película, en ocasiones carente de instrumentos y únicamente sostenida por voces guturales, que aportaban un toque inquietante y siniestro a algunas escenas. Como experiencia, muy recomendable, incluso para aquellos que no gusten especialmente del séptimo arte: se trata más bien de observar y aprender, aún más para aquellos interesados en las lenguas y culturas escandinavas.

Gracias por tu aporte Berta.

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 noviembre, 2011 en Cultura nórdica

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: