RSS

De Königsberg a Kaliningrado: borrón y cuenta nueva

21 Dic

El presente artículo, que Juan Ribó Chalmeta tan amablemente nos ha escrito esta semana, trata sobre “otra mutilación u olvido irreparable de Europa” según las palabras del propio autor. Como sabréis, esta ciudad alemana, capital prusiana y de capital importancia cultural, histórica, política y económica para los germanoparlantes fue arrasada y reconstruida por la URSS, por lo que hoy se la conoce como Kaliningrado

De todo el caos que originó el colapso de la URSS al final de 1991, choca aún, entre otros, esa como incongruencia llamada el Oblast o Distrito de Kaliningrado, enclave de 13.612 km2 y un millón de habitantes hoy bajo soberanía rusa, entre Polonia, Lituania y el Mar Báltico, a larga distancia de Rusia. De ella recibió el nombre en 1946, tras la derrota de los alemanes en 1945 y su consiguiente expulsión de esos territorios históricamente alemanes, antes llamados Prusia Oriental; Kaliningrado, su capital, antes llamada Königsberg (Królewic en polaco), recibe pues su artificial nombre de quien ni siquiera estuvo allí, Mijaíl Kalinin, político soviético, ruso de Tver, presidente del Presídium del Soviet Supremo de la URSS entre 1937 y 1946, año en que murió oportunamente para poder bautizar así el nuevo botín conseguido de sus ancestrales dueños.

Se puede considerar a Königsberg como el epicentro de la antigua Prusia Oriental. La ciudad fue fundada en 1255 por el rey Otakar II de Bohemia, quien habría acudido en ayuda de los Caballeros Teutónicos en su campaña de conquista y cristianización de los antiguos prusai o pruzzi bálticos, “pueblos de las marismas” entre Samogitia y Mazovia, durante las Cruzadas del Norte, desatando la posterior Ostsiedlung germana. Todos seguían las huellas de los Caballeros de la Espada (o Milicias de Cristo) anteriores a los Caballeros Teutónicos, y de San Adalberto de Praga, quien estuvo de misión por aquellas tierras ya hacia el año 997, muriendo en su intento de evangelización de los prusianos mientras cortaba, provocadoramente, los robledales sagrados de aquellos para él “paganos”.

Durante la Edad Media la ciudad floreció, se hizo miembro de la Liga Hanseática, y se dotó de una universidad de renombre, el Collegium Albertinum, entre otros florones. Königsberg, con sus murallas, sus canales y su río Pregel, sus iglesias, sinagogas y castillo, quedó eclipsada ante Berlín ya en la primera década del 1700, pero siguió siendo ciudad de coronación de los Hohenzollern.

Tierra de fuerte imantación simbólico-esotérica para los prusianos, proclive a acompañar con sus espejismos de agua, brumas y bosques toda propensión ocultista nazi, durante la II Guerra Mundial Hitler eligió esta zona de Prusia Oriental, hoy en territorio polaco, para la ubicación de su cuartel de mando y refugio, su Wolfsschanze o “guarida del lobo” de Rastenburg, donde von Stauffenberg atentó contra su denostado Führer en julio de 1944 (búnker en ruinas hoy visitable en los confines de Polonia). Cerca de allí se libró años antes, en 1914 la batalla de los
lagos de Masuria durante la campaña de Tannenberg, donde Hindenburg derrotó a Rusia; y no lejos de allí, en 1410, tuvo lugar la batalla de Grünwald/Tannenberg, donde los CaballerosTeutónicos fueron a su vez derrotados por las fuerzas conjuntas de Lituania y Polonia, en venganza retrospectiva o justicia poética.

Se entiende pues la carga simbólica de Prusia Oriental y sus porosas fronteras. En 1944, la Royal Air Force británica pulverizó de forma devastadora la ciudad de Königsberg, y lo que quedó en pie fue dinamitado por los rusos “liberadores” en su avance de 1945, con el fin de no dejar en pie ningún atisbo de “militarismo prusiano” ni recuerdo alguno de cultura alemana. Meses después de los raids aéreos británicos, y ante el avance soviético, desapareció el tesoro prusiano, los famosos paneles de ámbar del Bersteinzimmer, regalo alemán a Pedro el Grande: posiblemente yazgan en el fondo del mar hoy, en la apresurada huida de Königsberg del buque Wilhelm Gustloff durante la Operación Hannibal, víctima de un submarino soviético, quizá el desastre marítimo más mortífero de la historia (10.000 muertos), aunque las teorías sobre el paradero final del tesoro prusiano hoy son muchas.

Prusia Oriental sufrió el castigo de Cartago, con su desierto de ruinas: “ubi solitudinem faciunt, pacem appellant”. Siglos después de su fundación, una historiadora nos narra su impresión sobre Kaliningrado hoy: “Königsberg fue uno de los pocos lugares donde Stalin consiguió lo que se proponía. Exterminó a los prusianos orientales tan completamente como los Caballeros Teutónicos exterminaron antes a los prusai, tardando sólo unos años en vez de un siglo. Llenó la ciudad de extraños, de forasteros. Destrozó iglesias, casas y árboles. Puso bloques de hormigón en su lugar. Borró el pasado. ‘Si de repente cayera en esta ciudad en paracaídas y preguntara dónde estoy’, escribió Marion von Dönhoff, quien pasó su niñez en Königsberg y volvió a ella tras la guerra, ‘respondería: ¿quizá en Irkutsk, Siberia?’ “. Marion Dönhoff, Before the Storm: Memories of my Youth in Old Prussia (New York, 1990). Citado por Norman Davies en Vanished Kingdoms, The History of Half-Forgotten Europe (Penguin Books, London, 2011).

La situación del territorio de Kaliningrado en medio de la UE le confiere un estatus privilegiado en las relaciones bilaterales ruso-europeas, revistiendo el tráfico de personas y mercancías entre el enclave y la metrópoli rusa, cierta complejidad. Desde 2002, las inversiones de estados de la UE en el enclave se habrían multiplicado. Según Wikipedia, destaca una planta de construcción de BMW, que fabrica allí en exclusiva vehículos de esa marca para el mercado ruso.

Curiosidades:

•De los prusai o pruzzi, “tribus de las marismas” según Henrik Łowmiański (The Ancient Prussians, Toruń, 1936), viene el nombre de Prusia, Borussia en latín, Preuβen en alemán;

• Immanuel Kant no es el único nativo de la ciudad. También lo es, entre otros, el romántico E.T.A. Hoffman. La pintora Käthe Kollwitz. Y también Hannah Arendt, famosa apátrida, tenía sus raíces allí;

• En castellano nos queda un precioso gentilicio: “regiomontano”, de Königsberg,
aunque también hoy significa “nativo o propio de Monterrey”, ciudad de México;

• Hitler pasó en su madriguera prusiano-oriental más de tres años ininterrumpidos, de junio 1941 a noviembre 1944, con un paréntesis de 4 meses pasados en Ucrania (1942) y otros viajes muy cortos al exterior. Los aliados sólo descubrieron su búnker en 1945.

Muchas gracias, Juan.

KönigsbergSchloss                         Antiguos castillo, patio e iglesia de Königsberg

Konigsberg2                         Sinagoga de Königsberg

800px-Albertina                         Universidad Albertina

Königsbergvegetable-market                         Mercado de vegetales

 
2 comentarios

Publicado por en 21 diciembre, 2012 en Historia de Alemania

 

Etiquetas: , , , , ,

2 Respuestas a “De Königsberg a Kaliningrado: borrón y cuenta nueva

  1. Prusia

    5 julio, 2013 at 08:11

    Königsberg, nombre con el que los Caballeros Teutónicos fundaron la ciudad, al igual que toda Prusia Oriental, repartida entre polacos y soviéticos tras la II Guerra Mundial, debería volver a formar parte de Alemania. Desde la edad media hasta 1945 este territorio formo parte del gran reino de Prusia, reino que por su supremacía en 1870 unificó el gran conglomerado de reinos, principados y ducados alemanes en una sola nación.
    El perder una guerra, generada en parte importante por las potencias aliadas (tratado de Versalles, etc.), no da derecho a los vencedores a que confisquen el territorio del país vencido.

     
    • joaquin

      24 octubre, 2013 at 14:47

      Konigsberg, la futura capital de un pais libre y neutral, para que pueda recuperar la excelencia de su pasado y proyectarse hacia la esperanza de su futuro.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: