RSS

Odín

16 Feb

Como el lector ya sabrá, el carismático Odín es el dios más importante de la mitología nórdica, fascinante figura que sigue siendo modélica para cualquier escritor de fantasía épica moderna. ¿Cómo habrían existido personajes como Paladin, Gandalf, Belgarath o Raistlin Majere, sombras de algún rasgo concreto de la deidad, si los escritores no hubiesen tenido el nítido acceso a la mitología nórdica que proporcionan las Eddan?

Si bien Odín era el ser más poderoso del mundo germano, no era el más popular. Este honor se lo lleva Þór/Thor/Tor, uno de sus innumerables hijos, que protege a los humanos de los gigantes, contrario a Odín, que es una divinidad caótica y aterradora como indica el propio nombre Óðinn/Wotan/Woden, que significa «furia». En alemán moderno el sustantivo correspondiente es Wut, wütend el adjetivo «enfurecido». Según Manuel Velasco, en su libro Breve historia de los vikingos también se puede interpretar como «arrebato» en el sentido de perder el control de uno mismo, del cuerpo, debido al trance que provocaba Odín en sus principales representantes humanos; ira, violencia, fuerza sobrehumana para los bärsärkar; poderosas magias para los vitkar(maestros rúnicos); inteligencia, ingenio, inspiración para los skalder, que se veían entusiasmados como por un daimon. Este ser divino no sólo causaba pavor por su oscura personalidad, también marchaba en Cacería Salvaje en la noche del Jól Blót (fiesta del solsticio de invierno), acompañado de una horda de espíritus humanos en procesión, cosechando las almas de los que habían muerto ese año para que su energía negativa no afectara al Miðgarðr (Tierra Media). Se decía que si alguien los veía podía morir o enloquecer.

¿Cómo clasificamos a Odín?

Si hay un dios que tenga un récord mundial de sobrenombres, ese es claramente Odín o Tund (el Tronante). Y es que pese a las muchas caras que nos muestra, se pueden reunir todas en dos características principales; temible guerrero que patrocinaba las batallas indicando el comienzo al arrojar su lanza Gúngnir para mandar a las valkyrjar a recoger a los guerreros sobresalientes, de ahí que a menudo se le llame Heriafod (Padre de los Ejércitos) o Hníkar (el que golpea con la lanza); por otro lado, está vinculado fuertemente a la magia y todo conocimiento oculto o no, es por ello que se le llamaba Þulr, una especie de chamán supremo, o con otros nombres que también denotaban magia.

Aquí viene el dilema: en la mitología nórdica se suele dividir el panteón en dos grupos. Por un lado, los arcaicos dioses escandinavos, de características ctónicas, ligados por lo tanto a la magia y toda naturaleza que se escape de la comprensión humana, los cuales se conocían como Vanir, y por otro lado la nueva generación, más cercanos a los humanos con características incorporadas de otros dioses indoeuropeos, conocidos como Æsir. Normalmente, por su compañía, el lugar donde vive, de qué lado está en estos dos equipos claramente separados… lo clasificamos como del segundo. Sin embargo es un personaje que destaca más por sus cualidades mágicas o tienen casi mayor presencia que las guerreras, de ahí que Loki en el Lokasenna le insultase llamándole «marica», pues la magia era por lo general cosa de mujeres, aunque fuese un insulto sin mucho sentido, dada la cantidad de diosas y mujeres con las que se acostaba. ¿Cómo fue el proceso de creación de esta idea que llamamos «Furia»? Pero ahí no concluyen las contradicciones. Según el Völuspá, Odin es el hijo de Bur, un gigante, hermano de Vili y Ve, dos gigantes. Por lo tanto es un gigante, nacido antes que el resto de los dioses, mas siempre se le da categoría de dios. Su hijo es Baldr, un dios, y Tor, el Asesino de Gigantes, también. Una última; aunque se le asocie tradicionalmente con muerte y destrucción, además de sabiduría, fue él quien dio Ánimo a los cuerpos de los primeros humanos que se crearon y más tarde les proporcionará las runas.

«Biografía» resumida

Odín, como ya se ha mencionado, es hijo de Bur, hermano de Vili y Ve. Entre sus numerosos hijos destacan Tor y Baldr. Es anterior al resto de los dioses, dio vida a muchos de ellos y da lugar al comienzo de la primera guerra, la que hubo entre ambos tipos de dioses, arrojando por primera vez su lanza. Más tarde participará en la creación de los humanos. Junto con Loki y Tor protagoniza algunas hazañas durante sus viajes. A lo largo de su vida se obsesiona con el conocimiento y para obtenerlo se sacrifica a sí mismo, ahorcándose en el Yggdrásil, en ese momento averigua las runas. Hace otro sacrificio: ofrecer su ojo al echarlo en la fuente de Mímir para poder beber el Hidromiel del Saber, además se hace con la cabeza de Mímir, la cual lleva a todas partes y la obliga a aconsejarle usando la nigromancia. Por último, obtiene también conocimientos de una poesía que le quitó a Súttung. Tiene a su disposición a dos cuervos que viajan por los nueve mundos y le permiten saber lo que pasa en todo momento en cualquiera de ellos. Se llaman Hugin y Munin: Pensamiento y Memoria respectivamente. En la mitología nórdica no existen los conceptos de bien y mal, pero tampoco el de Todopoderoso, todo ser tiene un principio y un final, y este hecho no se puede evitar. Su vida llegará a su fin cuando el lobo Fenrir lo devore durante el Raknarök, o fin de uno de los ciclos por los que el mundo se renueva.

Odín y sus aventuras

Fuere a lomos de su caballo Sléipnir, fuere a pie con su capa gris o azul oscura, una de las cosas que más conocimiento le aportaban eran sus constantes viajes a través de los nueve mundos. Incluso él se presenta a sí mismo como Végtam, el acostumbrado a los caminos, cuando interroga a una adivina en los profundos confines del Niflhel, el gélido Infierno de las Tinieblas.

El Vafþrúðnismál cuenta cómo Odin fue a medirse en ciencia con el gigante Vaftrúdnir, provocándole para que éste comparta sin darse cuenta sus conocimientos con él. Según la Edda Mayor traducida por L. Lerate, las palabras del gigante a este reto del «desconocido viajero» fueron:

«¿Qué hombre es ese — que aquí en mi casa/palabras tales me arroja?/De nuestra sala — ya no saldrás,/si no es que en ciencia tú me ganas.»

Hay un duelo de preguntas que abre el gigante preguntando cómo se llama el potro que tira del sol (Skinfaxi), el que trae la noche (Hrimfaxi), qué río separa el mundo de los gigantes del de los dioses (Ífing) y un largo etcétera, preguntas cuya respuesta, evidentemente, Odin demuestra saber. Impresionado Vaftrúdnir, deja de hacerle preguntas e invita al sabio huésped a preguntar. Aquí aprovecha Odin y plantea doce preguntas cuya respuesta deducimos que desconoce hasta el momento, por ser más joven que el gigante. Sigue con otras muchas que sí sabría responder y concluye el duelo con una pregunta trampa que hace caer al gigante en la cuenta de con quien está tratando y se rinde:

«Nadie conoce — qué cosa al oído/tú le dijiste a tu hijo./Marcada de muerte mi boca — mis viejos saberes,/el fin de los dioses, dijo:/¡Aquí con Odín — me he medido en ciencia!/¡Tú siempre serás el más sabio!»

En el Grímnismál también tiene Odín gran protagonismo. Viendo los nueve mundos junto a Frigg, ésta le comenta que su ahijado Géirrod es un rey que «tan miserable es con la comida, que a los que le llegan los mata de hambre, si le parecen demasiado». Tremenda provocación para un viajero como Odín que no cree que sea verdad y se dirige al mundo de los humanos, haciéndose pasar esta vez por un tal Grímnir, que fue apresado por el rey, y que no le ofreció comida o bebida alguna. Enfurecido, Odín expone los conocimientos que ha obtenido por la locura del hambre y del fuego con el que le torturaban. Al comprobar que, efectivamente, su ahijado era como le había dicho Frigg, le hace saber a todos su verdadera identidad que Géirrod, ebrio como se encuentra, es el único que no comprende. Odín cambia de táctica predice que va a morir y le dice abiertamente, sin rodeos, quién es:

«Ya téngalo Ygg — al muerto por hierro!/Aquí tu vida se acaba./¡Te aborrecen las nornas: — a Odín tú ves!/¡Acércate a mí si lo logras!»

Aterrado al saber quién es, Géirrod se levanta del trono para ir a sacar a Ygg(el Terrible) de las llamas mas tropieza y cae clavándose su propia espada. Ágnar, el hijo de Géirrod, reinó a continuación durante muchos años debido a que se había ganado el favor del dios al proporcionarle bebida mientras no sabía quién era y ser el único que le dijese a su padre que le parecía mal la tortura.

Aparece brevemente, de paso durante un viaje, en el Reginsmál. En esta ocasión se cruza durante una tempestad con Regin y Sígurd, este último dirigiendo un ejército de barcos para vengar a su padre. Odin se encuentra en lo alto de una de las montañas del fiordo donde se resguarda la flota de Sígurd y le pide subir al barco. Sígurd se lo permite y la tormenta cesa. Sígurd le pregunta si hay buenos presagios para la batalla, a lo que responde antes de desaparecer:

«¡Por espada cortante — el que a Sígmund mató/ya en águila abierta — la espalda tiene!/¡No hubo rey — heredero mejor/que el campo tiñera — y al cuervo alegrara.»

Los Sueños de Baldr y Los Dichos de Har

En el Baldrs Draumar, al igual que en el Völuspá y otros cantos, Odín hace alarde de sus poderes nigrománticos, despertando a una adivina muerta mucho tiempo ha. La razón de perturbarla, y forzarla a contarle el futuro, son unos «maléficos sueños» de mal presagio que había estado teniendo su hijo Baldr. Odín dice ser un tal Végtam, hijo de Váltam (el que tiene trato con los muertos) y la interroga preguntándole sobre la muerte de Baldr hasta que ella, Lerate en las notas de su traducción sugiere que la adivina es Angrboda (madre de Hela, Fenrir y Jörmundgandr), se niega a seguir respondiendo al darse cuenta que se trata de Odín, personaje al que no tiene mucho aprecio por haber sido, en parte, culpable del encierro de Loki y Fenrir, así como el destierro de Hela y Jörmundgandr.

«¡No eres tú Végtam, — aquel que creí:/Odín eres tú, — el viejo gauta! []/¡Ya márchate, Odín, — y bien satisfecho!/Nadie ya más — a verme vendrá/hasta el día en que Loki — se libre y se suelte/y les llegue a los dioses — su ocaso final.»

En cuanto al Hávamál: sin duda uno de los cantos más conocidos de las Eddan, en él Odín narra cómo obtuvo las runas y habla de diecinueve hechizos que conoce y de variada aplicación, desde conquistar jóvenes mujeres a proteger a sus huestes en la guerra o hacer hablar a los ahorcados.

Otros datos y curiosidades

La mansión donde reside cuando no está de viaje se llama Valhalla (Todos los Elegidos). Allí es a donde las valkyrjar llevan a los mejores guerreros, que se convierten en einhériar. Los einhériar comen todos los días del cerdo Sherímnir, que revive cada noche para ser cocinado y servido al día siguiente según el Gylfaginning. Odín no necesita comer y le da su ración a sus lobos Geri y Freki. Además de su lanza, los cuervos y la cabeza de Mímir ya mencionados, posee un caballo y un anillo. El caballo Sléipnir está dotado de ocho patas y fue parido por Loki. Del anillo, conocido como Dráupnir, se dice que cada noche producía otros ocho anillos de su mismo tamaño y peso, tenía nueve cada noche, os suena el número ¿verdad?. En cuanto a cultos, Odín era muy venerado en el sur de Suecia, en Götland, por ello se le llama a menudo «Viejo Gauta», usándose como convención la palabra gauta/godo, como sinónimo de héroe. Odín da nombre al tercer día de la semana Onsdag, y también a algunos lugares como; Odenwald, en Alemania; Odense, en Dinamarca; Onsøy, en Noruega; Odensåker, Onslunda y Odensvi en Suecia, entre otros.

Bibliografía

·Anónimo: Edda Mayor. Traducción de Luis Lerate. Alianza: Madrid (2007)

·Manuel Velasco (2012): Breve historia de los vikingos. Nowtilus: Madrid.

·Snorri Stúrluson: Edda Menor. Taducción de Luis Lerate. Alianza: Madrid (2008)

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 febrero, 2013 en Mitología Nórdica

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: