RSS

Ajedrez II: Schachnovelle, de Stefan Zweig (1881-1942)

10 Nov

Este texto, escrito por Juan Ribó Chalmeta, es parte de un artículo en colaboración cuya introducción se encuentra en la primera parte: Ajedrez I: lingüística y divergencias culturales. Si ya lo habéis leído, os dejo a continuación con la segunda parte.

Stefan Zweig en 1900

Me asalta estos días la palabra tan sonora Chaturanga, al albur de otras lecturas, y me informo de que provendría del sánscrito चतुरङ्ग (čaturaṅga, otra forma semántica para “Ejército” o una determinada formación de batalla), el antecedente del moderno ajedrez.

Más concretamente, la RAE refiere este fascinante viaje:  del árabe hispánico aššaṭranǧ o aššiṭranǧ, este del árabe clásico šiṭranǧ, este del pelvi čatrang, y este del sánscrito čaturaṅga, “de cuatro miembros”.

¿Qué juego de mesa tan atávico e intrigante es este, me pregunto, igual que ya lo hiciera en su día el gran Jorge Luis Borges, en este monumental poema Ajedrez, que no puedo sino evocar?

I

En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.

Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.

Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la Tierra.
Como el otro, este juego es infinito.

II

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y de blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonía?

Y cae en mis manos, de nuevo, tras muchos años, la inolvidable Schachnovelle o Novela de Ajedrez (también llamada The Royal Game en una de sus traducciones inglesas), obra del prolífico escritor austríaco muerto en 1942 en Petrópolis (Brasil), huido del nazismo, Stefan Zweig.

Porque en efecto de polvo y tiempo y sueño y agonía es de lo que trata esta pequeña gran novela, donde dos pasajeros de un transatlántico entre Nueva York y Buenos Aires, Dr. B y Mirko Czentovic, a la sazón jugadores de ajedrez, se retan a una (o más bien dos partidas, si pensamos en la de la revancha), con consecuencias desconcertantes para ambos, que no revelaré. Todo sobre un fondo de nazismo y Anschluss (anexión de Austria por parte de Alemania, 1938), con esas comparsas-cancilleres sobrevolando la delicuescencia de la joven república austríaca (Dollfuss, Schuschnigg, Seyß-Inquart) que llevaron a Zweig primero a una (por mí llamada) dolorosa Schwellenangst o situación-límite, arrastrándole más tarde hasta el exilio y su posterior suicidio, y a su avatar en el libro, Dr. B, hacia la locura o la lucidez más extremas:

“Alle Arten von monomanischen, in eine einzige Idee verschossenen Menschen haben mich zeitlebens angereizt, denn je mehr sich einer begrenzt, um so mehr ist er andererseits dem Unendlichen nahe”.

No es sino una de las impactantes oraciones iniciales, que traduzco libremente, como aperitivo a la lectura de la pequeña gran Schachnovelle:

“Me ha fascinado siempre todo tipo de persona monomaniaca, encerrada en una sola idea, ya que cuanto más se encierra o limita uno, en realidad tanto más se acerca de lo Infinito.”

FIN.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 noviembre, 2014 en El lenguaje

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: